Un espacio para difundir las actividades de los fogolares del mundo.
Un sito per diffondere le attività dei fogolârs ator pal mont.

El juego de la mora

Las primeras noticias de a mora vienen del Antiguo Egipto: en una tumba de un alto dignatario de la corte de la XXV dinastía, se puede ver a muerto que estira el brazo con un número indicado, puesto enfrente de otro jugador.

En una pintura de una ánfora griega se puede ver a Helena y Paris, que juegan a la mora con las manos. Pero las noticias más claras de la difusión de este juego vienen del Imperio Romano, cuando Cicerone escribe: "dignus est qui cum in tenebris mices", es decir, es una persona decente a tal punto, que puedes jugar a la mora en la oscuridad. En latín la palabra mora se dice "micatio", del verbo "mico" que significa relámpago, referido a la velocidad con que se mueven los dedos.

En los tiempos sucesivos hay gran cantidad de testimonios de su difusión en Europa, con jugadores de mora como tema de algunas pinturas. Este juego es una de las pocas cosas que se pueden hacer para pasar el tiempo los soldados, de los legionarios romanos a los soldados italianos en las trincheras de la Primera Guerra Mundial.

Cómo se juega

Se puede jugar de a dos o de a 4 pesonas, pero siempre oponiéndose dos cada vez. Los jugadores tienen el puño derecho a la espalda o descansando sobre la mesa, después lo adelantan al mismo tiempo, mostrando rápidamente uno más dedos, diciendo o mejor dicho, vociferando un número entre 2 y 10, adivinando cuál puede llegar a ser la suma de sus dedos y los del adversario.

Si el número indicado corresponde a la suma gritada (el puño cerrado vale 1), se marca un punto a favor de aquel que ha adivinado. Si se juega en una mesa, se han marcado dos hileras de palitos con tiza y una línea que los separa; el jugador que vence, borra uno de sus palitos. Gana el equipo que los borra todos. Si se juega de a 4 personas, quien hace el punto, sigue jugando y aquel que ha perdido es sustituido por su compañero.

Si ambos adivinan la suma, el punto no vale. Si nadie adivina, esa pareja sigue jugando hasta que haya un vencedor.

La mora no es un juego tan fácil de jugar como parece al vuelo. Se debe decir al mismo tiempo un número y mostrar con la mano otro que permita que, la suma que se trata de adivinar, sea posible. Al mostrar los dedos es necesario concentración. Habitualmente los jugadores expertos, después de unos pocos puntos, pueden llegar a adivinar a la primera el número de la suma. Después hay una serie de trucos y jugarretas que ponen en dificultad al adversario, que están al límite de la legalidad y que llevan a discusiones infinitas. Incluso el número que se grita debe ser fácil de entender y hay modismos y formas diferentes de decirlo que cambian de pueblo en pueblo, y de persona en persona.

La mora fue prohibida por el Fascismo, considerada como causa de discusiones y peleas, y esta ley está actualmente en vigor en los locales públicos.

La mora se juega con la mano y con la voz. La maleabilidad de éstas permiten a los jugadores más expertos de cambiar los dichos y generar malentendidos; de ahí las peleas y discusiones.

Recetas publicadas

La gnot dal Agaçon
Los pronósticos de matrimonio de la noche de San Juan

Il truc
Un juego de la Pascua en Cividale

La Gnot dai muarts
El 2 de noviembre, año nuevo celta

San Nicolò y los Krampus de la Carnia
El 5 de diciembre el bien y el mal conviven

El Nadalín
Una tradición navideña alrededor del Fogolâr

Las tradiciones navideñas en el Friûl
Lo sagrado y lo pagano

El carnaval en el Friûl
Mucho más que una fiesta de disfraces

Las monedas de 200 furlans
Conmemorativas de los 900 años de la Patrie dal Friûl

Osmiza
Compartir un vaso de vino, directamente del productor

Il Cjantarin
La canción de navidad

Santa Lucia
13 de diciembre

Fin de año
Las doce noches sagradas entre Navidad y Epifanía

Las tradiciones de la Pasqua
Truc, Cràzzulis, Gubane

El juego de la mora
Un juego ancestral

Il purcit di Sant Antoni
Símbolo de la solidaridad friulana

La Corsa dai mus
La carrera de los burros de Fagagna