Un espacio para difundir las actividades de los fogolares del mundo.
Un sito per diffondere le attività dei fogolârs ator pal mont.

El Carnaval en el Friûl

La etimología de la palabra carnaval deriva, según algunos estudiosos, de "carni levamen" (alivio de la carne), permitiendo que en esta fecha se liberen los instintos más elementales de la carne. Otros sin embargo dicen que podría originarse en "Carni vale!" (carne adios), refiriendo a la finalización en febrero de las últimas reservas de carne para el invierno, antes de la llegada de la primavera. Así el carnaval se convertía en un período sin reglas, de excesos alimentarios y de comportamiento, en previsión de la llegada de las estaciones de la abundancia.

Otras interpretaciones consideran al carnaval como un momento en que los poderosos daban libertad al pueblo para controlar mejor el ánimo, para evaporar cualquier idea de igualitarismo que la gente pudiera abrigar. Por lo tanto una vez por año los siervos hacían de amos. Así eran las saturnalias romanas, un período de libertad desenfrenada, con el trastocamiento de orden social y moral. El esclavo, el plebeyo se convertía en el amo. En este caos artificial reinaba un alegre rey, llamado el "Rex Saturnaliorum" y desde el Medioevo se lo llamaba el rey del carnaval.

En el Friûl el carnaval es mucho más que una fiesta de disfraces: desde el mar hasta las montañas se siguen ritos ligados a tradiciones llenas de significado.

El mundo vuelto al revés de esos días de fiesta, el sentimiento de renovación que se transmite, las trasgresiones y la alegría, las bromas y la diversión hacen de esta celebración un momento que se comparte entre todos, desde los más chicos hasta los mayores. Invita a la participación, no solamente a sentarse a mirar.

Cada localidad, grande o pequeña, propone en el Jueves de carnaval hasta el miércoles de ceniza manifestaciones con el tema del carnaval, de acuerdo a la usanza y hábitos muy diferentes entre sí. Las más tradicionales, que tienen más tiempo arraigadas, son las de la Carnia y la pedemontana.

En Grado se realiza una evocación medieval llamada "Manso Infiocao", que simboliza la defensa exitosa del ataque del Patriarca de Aquileia en 1162. Se realiza un desfile que recuerda el tributo anual de 12 cerdos y un ternero que los habitantes de Aquileia debían entregar cada jueves de carnaval a los venecianos. En 1162 el Patriarca de Aquileia -Voldarigo- y algunos señores feudales intentaron invadir Grado, pero fueron derrotados por el Dogo de Venezia y sus marineros que intervinieron para defender la isla.

El "manso infiocao" se convirtió en el símbolo del evento y de los festejos. Hasta la Segunda Guerra Mundial, para las celebraciones se elegía un ternero real, cubierto con una capa y adornado con borlas (fiocchi), sustituído posteriormente por una figura en cartapesta acompañada por un cortejo de cientos de personas vestidas de época y que finaliza con un espectáculo danzante en el Campo Patriarca Elia. El "Carnevale Muggesano" tiene sus orígenes lejanos en la tradición veneciana con influencia de la península de Istria. Cronológicamente primero se usa la "CACCIA AL TORO" que también se relaciona con el conflicto de Voldarigo y el Dogo de Venezia. Este ritual recordatorio se celebró durante mucho tiempo en Venezia y se extendió en los territorios bajo el dominio de La Serenissima, sobreviviendo incluso luego de la caída de Venezia. En Muggia esta tradición se siguió hasta mitad del siglo XIX. En 1893 Cristoforo Tiepolo, detto "Boldin" ya de ochenta años recuerda su participación en la caza del toro en el jueves de carnaval. Más que una cacería o una corrida, consistía en mera pasarela en la que el pobre toro, prudentemente sujeto y escoltado, recorría plazas y calles hasta que, cansado, se lo decapitaba con un golpe de espadón (conocido como cortarle la cabeza al toro). La carne, se vendía a buen precio a los ciudadanos, que la codiciaban porque había sido "tiernizada" por el ritual.

Otra usanza del "Carnevale Muggesano" es el "BALLO DELLA VERDURA". El primero en dejar un testimonio muy detallado fue en 1611 Nicolò Manzuoli en el libro "Nuova descrittione della Provincia dell'Istria". Este baile, similar a aquel que Teseo realiza en el laberinto después de vencer al Minotauro, se le atribuye a los Colchi, que fundaron Pola y Capodistria y pudieron haber dejado a Muggia esta danza escénica di gran efecto coreográfico. El Ballo della verdura se desarrollava originalmente el martes de carnaval en la piazza "Granda" (actual piazza Marconi).

Otra tradición clásica del "Carnevale Muggesano" es "L'ASTA DEL PORCO DI S. ANTONIO" con la recaudación de la venta se compraban velas para donar a Sant'Antonio. Después de que se interrumpiera durante las dos Grandes Guerras, en 1954 el "Carnevale Muggesano" fue reorganizado y relanzado en la forma actual de una competencia de Carros y grupos de disfraces que desfilan por las calles externas de Muggia en la última semana de carnaval. Organizados en grupos o en compañías, con coreografías incluídas, las escenas y las bromas son de exquisita factura, siendo verdaderamente un teatro de calle. Algo muy parecido a las comparsas o las escola do samba que conocemos.

En Nimis, también se realizan desfiles de carros durante tres días en la plaza principal. Participan además de las propias del pueblo, algunas compañías venidas de otras zonas, incluso de otros países. En realidad las festividades comienzan enseguida después de la Epifanía, cuando sale de la cueva el Pust -del dialecto protoeslavo- que es el símbolo del carnaval y como se lo conoce en toda esta zona. Pust es sinónimo de libertad para hacer bromas, un desencadenarse durante este período del año. Los carros tienen temas diversos, pero es tradicional el carro que protesta contra el aumento de los impuestos o con temas de actualidad.

El "Pust v Baneciji", en dialecto el "Carnevale nelle Valli del Natisone", es un evento que une la alegría y la diversión de los disfraces con la recuperación de ritos antiguos y peculiares. Animado con figuras de animales, caricaturas de personas, ángeles y diablos; presencias misteriosas, algunas benévolas y otras más oscuras que simbolizan el eterno alternar del bien y el mal. El pasaje de la fría estación a la promesa de la primavera que llega. En el desfile participan compañías del Friuli y de la vecina Eslovenia, también tradicionales, entre ellas Cerkno, la más bella de la región goriziana. Tienen máscaras talladas en maderas y coloreadas, vestidos con musgo y ramas de abeto en las manos. O con hojas de hiedra o pieles de animales. Los cuadros representan batallas y duelos con grupos de leñadores armados con palas y horquillas para el heno. Luchan ritualmente en una danza propiciatoria para aumentar la cosecha.

 

Recetas publicadas

La gnot dal Agaçon
Los pronósticos de matrimonio de la noche de San Juan

Il truc
Un juego de la Pascua en Cividale

La Gnot dai muarts
El 2 de noviembre, año nuevo celta

San Nicolò y los Krampus de la Carnia
El 5 de diciembre el bien y el mal conviven

El Nadalín
Una tradición navideña alrededor del Fogolâr

Las tradiciones navideñas en el Friûl
Lo sagrado y lo pagano

El carnaval en el Friûl
Mucho más que una fiesta de disfraces

Las monedas de 200 furlans
Conmemorativas de los 900 años de la Patrie dal Friûl

Osmiza
Compartir un vaso de vino, directamente del productor

Il Cjantarin
La canción de navidad

Santa Lucia
13 de diciembre

Fin de año
Las doce noches sagradas entre Navidad y Epifanía

Las tradiciones de la Pasqua
Truc, Cràzzulis, Gubane

El juego de la mora
Un juego ancestral

Il purcit di Sant Antoni
Símbolo de la solidaridad friulana

La Corsa dai mus
La carrera de los burros de Fagagna